05 Ago Oportunidades laborales en la Fundación Matrix para jóvenes investigadores en ecología

 

Un 20% de paro y más de un 46% de desempleo juvenil. Insuficiente financiación de la I+D+i y retroceso en el empleo de este sector. No es un escenario halagüeño para los jóvenes investigadores españoles. El último informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) sobre empleo, considera que la situación laboral se enquista y alerta sobre la precariedad y riesgos para la carrera profesional de los jóvenes.

Carlos Martínez, bIMG_1666iólogo, 27 años, es uno de los participantes en el Programa de Prácticas Profesionales en investigación ecológica y territorial de la Fundación Matrix. Concluyó el Máster en Conservación, Gestión y Restauración de la Biodiversidad en la Universidad de Granada en 2015. Para Carlos “dada la situación actual es muy difícil que jóvenes ecólogos tengan la oportunidad de ingresar al mundo laboral en nuestro país. En mi caso, después de disfrutar de varias becas y hacer algún voluntariado estaba considerando la posibilidad de irme a trabajar al extranjero para poder continuar mi carrera”. Este joven de Granada, que destacó en sus estudios, opina que “gracias a las prácticas profesionales que me ofreció la Fundación Matrix, he tenido la posibilidad de quedarme en España por el momento e integrarme en un grupo de trabajo con una gran preparación y mucho potencial. Estas prácticas me brindan la oportunidad de incorporarme al mundo laboral como investigador y en un campo que me apasiona. A la vez, me proporcionan formación de un elevado nivel y me permiten ganar la tan ansiada experiencia que siempre se pide y tan difícil es conseguir si nadie apuesta por ti”.

Diana Íñigo, 23 años, es una bióloga madrileña que también ha apostado por el Programa de Prácticas. Cuenta con una gran motivación e interés por la conservación de la naturaleza, la investigación y la educación ambiental. “Me gustaría alcanzar un desarrollo tanto profesional como personal ligado a estos ámbitos, de modo que pueda aportar los conocimientos adquiridos en la mejora del estado actual de los ecosistemas”. Para Diana “es algo increíble, y estoy muy ilusionada. Poder colaborar y aprender de los compañeros, aportarnos mutuamente, desarrollar nuevas ideas, trabajar en algo que te gusta es muy reconfortante. Quiero disfrutar y aprender lo máximo posible. Es una oportunidad para aportar y aplicar todos los conocimientos que he ido adquiriendo a lo largo de mis estudios.” Diana se siente agradecida e ilusionada por esta oportunidad, “es una ayuda muy importante y poco común en los tiempos que corren. El Programa de Prácticas me ayuda a encaminar mi carrera y al mismo tiempo formarme como persona. Muchas veces lo que falta es ese primer empujón al mundo laboral.”

César Vicente, geógrafo gallego que domina los Sistemas de Información Geográfica (SIG) se incorpora con altas expectativas. “Conocer y dar conocer todo aquello que nos rodea, valorarlo, cuidarlo, entenderlo y, al mismo tiempo, visualizarlo a través de la cartografía fue la motivación que encaminó mi formación académica”. César quiere transmitir estas ideas a la sociedad para hacer un uso sostenible de los recursos naturales y del medio ambiente. Considera que estas prácticas son “una gran oportunidad de crecimiento profesional y personal”. Jesús Luna es un geógrafo también apasionado por los SIG que obtuvo el Máster en este área en la Universidad de Sevilla. Hasta ahora desempleado y con 29 años, le gustaría “alcanzar resultados que ayuden a la Fundación en sus fines de investigación ecológica”. “Empecé a participar activamente como voluntario en la Fundación Matrix, dónde he podido aplicar conocimientos adquiridos durante mis estudios y conocer otros nuevos, además de compartir con otros compañeros experiencias y ganas de trabajar en aquello que nos une, la protección del medio ambiente y la investigación. En el Programa “esperamos desarrollar una importante labor que contribuya positivamente a la sociedad en general mediante proyectos innovadores que integren la aplicación de las últimas tecnologías en el campo de los SIG y las ganas y saber hacer de todo el equipo de la Fundación Matrix”.

“El Programa de Prácticas Profesionales me da la oportunidad de formar parte de un maravilloso equipo multidisciplinar del que poder aprender y con el que poder trabajar para poder desarrollarme profesionalmente dentro de mi campo.” Son palabras de Rodrigo López, ecólogo paisajista residente en Tomiño (Pontevedra). También está ilusionado: “es un momento muy emocionante en mi carrera profesional ya que tengo la oportunidad de colaborar en el desarrollo y mejora del conocimiento científico y técnico sobre el medio ambiente, el territorio y el paisaje.”

Apuesta de futuro

Javier Montalvo, director de la Fundación Matrix, Investigación y Desarrollo Sostenible, considera que el Tercer Sector especializado en investigación y medio ambiente debe demostrar su sensibilidad con la sociedad y liderar iniciativas innovadoras. “La Fundación Matrix contribuye, con humildad y compromiso, a superar la deficiente situación laboral en el ámbito de I+D+i en España, creando cinco empleos con un salario adecuado a su cualificación. “Ofrecer oportunidades y formar a jóvenes investigadores en España es una decisión oportuna hacia un futuro más sostenible”, comenta el Dr. Montalvo, quien considera que “aunque el impacto del Programa de Prácticas es modesto, nos importa el medio ambiente porque nos importan las personas. Damos un ejemplo para animar a otros sectores a apostar por la ciencia y tecnología, y por los jóvenes mejor preparados. Esperamos ampliar y desarrollar este Programa en próximos años”.

Durante las prácticas profesionales realizarán varias actividades de mucho interés y con las que están muy motivados, con una perspectiva territorial, ecosistémica y de ecología del paisaje. Carlos, el biólogo de Granada, está entusiasmado. “Produciremos ciencia de calidad y aplicabilidad a la gestión de nuestro patrimonio natural”. Carlos aborda la modelización de la distribución espacial de especies arbóreas del Parque Natural Sierra de Hornachuelos (Córdoba), con alta resolución e indicadores ecológicos innovadores. “Estudiamos cómo afectarán diferentes escenarios de cambio climático a la distribución de estas especies a escala local en el futuro, y cómo repercutirá en la continuidad o fragmentación de los hábitats del parque”. Carlos, Diana, Jesús, Rodrigo y César, un equipo de cinco jóvenes con ilusión y confianza que ya sienten la Fundación Matrix como suya. Cinco personas cualificadas y con una voluntad común que configuran un activo de la Fundación Matrix al servicio de la sociedad.

Este programa se financia mediante una subvención del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) del Gobierno de España, tras un proceso de evaluación en régimen de concurrencia competitiva, por la convocatoria de entidades del Tercer Sector u Organizaciones no Gubernamentales que desarrollen actividades de interés general consideradas de interés social en materia de investigación científica y técnica de carácter ambiental de 2016.

Sin Comentarios

Publica un comentario