12 Sep Red VVSIG: Voluntariado Virtual de aplicaciones de SIG

Son más de 100 voluntarios, con una edad media de 30 años, el 42% mujeres, un tercio con un contrato profesional o autónomos.

Proceden de la Ingeniería y Arquitectura en un 45%, titulados en Ingeniería en Geodesia y Cartografía, Geomática y Topografía, de Montes y Agronómica, entre otras.  El resto cuenta en su mayoría con Licenciatura o Grado en Geografía, Ciencias Ambientales, Biología y Geología. Predominan aquellos con estudios de postgrado en Sistemas de Información Geográfica (SIG), Teledetección u otros títulos de Máster afines.

Conforman un equipo numeroso y multidisciplinar: la Red de Voluntariado Virtual de aplicaciones de SIG en espacios naturales protegidos. Extendida por todo el territorio nacional, y un 9% en otros países.

Más allá de los números y la alta cualificación de los voluntarios, lo que identifica esencialmente a la Red VVSIG son sus valores. Un compromiso con la misión y los fines de la Fundación Matrix, con una dedicación altruista de cientos de horas semanales. Una forma de ser y actuar. La comunicación fundamentalmente es a través de la plataforma de comunicación Slack que funciona como una webapp, que apoya así esta iniciativa. Una cooperación en un espacio virtual. Los conocimientos e ideas se comparten, desde aplicaciones sencillas hasta otras más avanzadas. La mayor experiencia de algunos voluntarios en algunos campos se transfiere y aprovecha por otros. Un compromiso cooperativo. Se elaboran, comparten y aplican tutoriales específicos y mensajes para progresar y perfeccionar los criterios para distintas aplicaciones con SIG, desde algunas sencillas a otras con un nivel superior.

Los voluntarios realizan propuestas y desarrollan métodos innovadores y emanados de la experiencia. Por ejemplo, usar algoritmos avanzados para la clasificación automática y evaluación de la vegetación desde imágenes satelitales o cómo optimizar el muestreo para la modelización espacial. Se percibe un aprendizaje abierto e interactivo con efectos multiplicativos. Organizados en siete grupos de trabajo, coordinados por los mismos voluntarios, que dan y reciben su ayuda y ejemplo.

Una cooperación entre personas generosas para proteger el medio ambiente y en particular los espacios naturales más valiosos. Los voluntarios se sienten y son parte de la Fundación Matrix más allá de las tareas concretas que está realizando. Forman parte, sin duda, de un proyecto común, participativo y que aún está comenzando. Actualmente se están desarrollando nueve actividades en España y Ecuador. La tecnología de SIG y otras con un rostro muy humano al servicio de la valoración del paisaje, la evaluación ecológica del territorio, la conservación de especies y ecosistemas, la planificación territorial y la sostenibilidad.

Uno de voluntarios más jóvenes e inquietos resume sus sentimientos: ”Me anima mucho saber que lo que hago sirve de ayuda, estoy aprendiendo muchísimo con vosotros. Espero poder seguir aportando muchas cosas para que el proyecto siga avanzando”.

Los responsables de la Fundación Matrix estamos emocionados e ilusionados por algo que simplemente impulsamos pero que es de todos y para todos. Damos las GRACIAS con mayúsculas. Los voluntarios de la Fundación Matrix se merecen nuestra admiración, aplauso y apoyo con todo el corazón.

Javier Montalvo, Director de la Fundación Matrix

Sin Comentarios

Publica un comentario