02 Feb Acciones creativas de prevención de la violencia contra la mujer

Acciones creativas de prevención de la violencia contra la mujer

La alta frecuencia de casos de violencia contra la mujer es preocupante. No debe considerarse exclusivamente como un problema personal, que afecta al ámbito íntimo de algunas personas, sino que conviene imprimirle una dimensión social. Para afrontar este reto, es indispensable la sensibilización entre los colectivos más vulnerables. La Fundación Matrix, en colaboración con la compañía de teatro social Teatrosfera, desarrollará entre las acciones de sensibilización del Programa PROMUJER, subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, una experiencia piloto de aplicación de las técnicas teatrales para la prevención de la violencia contra la mujer entre jóvenes.

La educación emocional es una asignatura pendiente en la sociedad actual, y sería conveniente impulsarla desde todos los ámbitos, pues representa un soporte de vital importancia para prevenir situaciones conflictivas. La falta de recursos personales para vivir de manera plena y satisfactoria implica que se recurra a estrategias de competencia y dominación, que pueden desembocar en situaciones de violencia física o psicológica que sufren mayoritariamente las mujeres. Esta situación contribuye, sin duda, a crear una sociedad cada vez más violenta, negativa e infeliz.

Actualmente, la gestión de la violencia contra las mujeres se centra en una visión que victimiza y castiga, es decir, se centra en las consecuencias, no en las causas. Afrontar este reto social de una forma eficaz empieza por trabajar atendiendo los factores que la generan, y ofreciendo los recursos emocionales de empoderamiento para responder de forma asertiva a los comportamientos violentos.

Metodología teatral y conflictos de violencia

Al integrar la dimensión emocional y vivencial, las dinámicas teatrales abren nuevas perspectivas en el análisis del conflicto, más allá de la óptica estrictamente cognitiva.

El sentido lúdico que aporta el juego teatral genera un clima de trabajo creativo, relajado, cordial, positivo, factores que favorecen notablemente la participación del grupo.

Por otra parte, la creación de un espacio escénico permite una representación figurada y simbólica de los hechos conflictivos. Este alejamiento momentáneo de la realidad supone un cambio de enfoque de la situación que puede promover importantes cambios de actitud y, en ocasiones, supone una mejor toma de conciencia de la dimensión del problema.

Además, permite ensayar acciones que después se pueden desarrollar en la vida real. De alguna manera, la representación de posibles soluciones al conflicto de violencia facilita el empoderamiento de la mujer para que se convierta en agente activo de cambio, despejando miedos y generando confianza y autoestima.

La Fundación Matrix, en colaboración con la compañía de teatro social Teatrosfera, desarrollará varias experiencias piloto de aplicación de las técnicas teatrales para la prevención de la violencia contra la mujer entre jóvenes. El Programa PROMUJER ncluye cuatro áreas representativas de diferentes contextos sociodemográficos: zonas rurales, ciudades de tamaño mediano, barrios periféricos de grandes de ciudades y áreas costeras de afluencia turística.

La primera experiencia se realizará el mes de abril en la ciudad de Reus (Tarragona) con alumnos de 4º de Enseñanza Secundaria Obligatoria (ESO), con edades en el rango 14-15 años. Será un taller con la metodología del teatro foro, una de las modalidades más conocidas del teatro social.

Parte de la representación de una escena que muestra un conflicto de violencia contra la mujer. A continuación, se genera un debate sobre las posibles causas que han originado esa situación, las emociones implicadas y las consecuencias para las personas y su entorno. Los alumnos se convierten en guionistas y/o actores para poner en escena las soluciones propuestas.

Cada taller tiene una duración aproximada de tres horas. Durante la primera hora se desarrollan dinámicas grupales que facilitan la cohesión, la desinhibición y la comunicación entre los participantes. Después, se representan las escenas del teatro foro y se ensayan las posibles soluciones. Finalmente, se exponen las conclusiones y las soluciones al conflicto aportadas por los participantes.

María Bravo Font, Directora de Teatrosfera

Sin Comentarios

Publica un comentario