15 Ene Patrones geográficos de violencia contra la mujer en España

Patrones geográficos de violencia contra la mujer en España

La violencia contra la mujer tiene muchas caras y condicionantes en España. Es un hecho que merece una evaluación científica de su distribución territorial. El Programa PROMUJER, subvencionado por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad (MSSSI), es una actividad de investigación aplicada de la Fundación Matrix cuyos objetivos son descubrir dónde existe mayor prevalencia de esta lacra social, identificar algunos factores sociodemográficos y ambientales determinantes y contribuir a la sensibilización de la sociedad.

 

La violencia por compañero íntimo ocurre entre dos personas en una relación próxima. Incluye violencia física, violencia sexual, amenazas y abuso emocional. Con frecuencia comienza con abuso emocional y puede derivar a agresión física o sexual. Las Naciones Unidas definen la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia basado en la pertenencia al sexo femenino que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada”.

Constituye una violación de los derechos humanos y las libertades fundamentales. Así mismo, reconoce que la violencia contra la mujer es una de las manifestaciones más crueles de la desigualdad entre el hombre y la mujer; destaca entre los factores sociales fundamentales determinantes de una situación de subordinación de la mujer respecto del hombre.

Universalizar los derechos y principios relativos a la igualdad, seguridad, libertad, integridad y dignidad de todos los seres humanos requiere erradicar la violencia contra la mujer. Uno de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas incluye explícitamente promover la igualdad de oportunidades para la mujer y eliminar todas las formas de violencia contra la mujer.

Violencia epidémica

Cuando una enfermedad infecciosa humana alcanza una amplia incidencia y extensión territorial, es necesario evaluar estadísticamente el número y distribución de las personas afectadas. El riesgo individual o la vulnerabilidad de un colectivo poblacional ante esta enfermedad resulta de muchos factores. Es necesario indagar las causas, procurar una protección social institucional, y concebir intervenciones para una prevención activa de la salud poblacional.

Desde 1996, la Organización Mundial de la Salud considera la violencia de género un problema prioritario de salud pública. Sin ignorar esta dimensión socio-sanitaria, ya que las mujeres víctimas de violencia física o de otro tipo requieren una atención del sistema de salud originada por la acción de sus agresores, en España también la violencia contra la mujer presenta proporciones epidémicas.

Visor cartográfico: visualizar mapas pulsando el botón de pantalla completa

 

En el periodo 2007-2015, según el Consejo General del Poder Judicial, se produjeron 1.181.370 denuncias por violencia contra la mujer, con una tasa anual de denuncias del 6,5‰ en promedio; es decir, 6,5 denuncias por cada mil mujeres. Entre 2003 y 2016 se han producido 872 víctimas mortales por violencia contra la mujer, según la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género del MSSSI, que equivale a una tasa anual de mortalidad de 3 por cada millón de mujeres de 15 años o más.

Los mapas del visor incluido en esta página web muestran los datos a nivel provincial y expresan la variabilidad de estos indicadores de violencia contra la mujer.

El número de víctimas mortales en 2017 ha sido de 49, y ha dejado al menos 24 hijos huérfanos; existía denuncia previa en el 22,4% de los casos (datos provisionales del MSSSI). La estadística judicial ofrece una visión cuantitativa sobre los diez años de vigor de la Ley Orgánica 1/2004 de Medidas de Protección Integral contra la Violencia de Género. Se han dictado 192.804 sentencias por los juzgados de violencia contra la mujer, siendo 148.894 condenatorias (77,2%).

Relación entre la tasa promedio anual de denuncias (2007-2015) y la tasa promedio anual de víctimas mortales (2003-2016) de las provincias y ciudades autónomas de España. Fuente: Delegación del Gobierno para la Violencia de Género y Consejo General del Poder Judicial.

A nivel provincial, existe una correlación positiva significativa entre la tasa promedio anual de denuncias y la de víctimas mortales por violencia contra la mujer. El diagrama de dispersión muestra que el incremento del número de denuncias se asocia al crecimiento del número de víctimas mortales, existiendo un caso, Melilla, cuya tasa de víctimas mortales es superior (1,1 por millón) al resto.

Las mujeres residentes en España que han sufrido o sufren actualmente algún tipo de violencia por el hecho de ser mujeres es una la proporción que varía según el tipo de violencia entre el 8 y el 25%, según una encuesta del MSSSI. La magnitud de la violencia contra la mujer, parcialmente emergente en el número de denuncias que se registran, y tristemente visible en los casos de mortalidad, refleja la relevancia de este problema o enfermedad social en España.

Medidas políticas contra la violencia

El Pleno del Congreso de los Diputados aprobó el 28 de septiembre de 2017 el informe de la Subcomisión para un Pacto de Estado en materia de Violencia de Género, que compromete al Gobierno Central, Comunidades Autónomas y Ciudades con Estatuto de Autonomía y a la Federación Española de Municipios y Provincias a que sigan impulsando políticas para la erradicación de la violencia contra la mujer. En este documento se proponen medidas en los ámbitos institucional, educativo, laboral, judicial, de asistencia y de visibilización con el fin de acabar con esta lacra social.

Entre las propuestas de actuación presentes en el Pacto destacan la sensibilización y la prevención. Se dirigen a concienciar y sensibilizar a toda la sociedad sobre el daño que producen la desigualdad y las conductas violentas, y a conocer la magnitud del problema. El seguimiento estadístico y las recomendaciones a las Administraciones Públicas y a otras instituciones, y el uso de las tecnologías de la información y de las comunicaciones, son medidas presentes en este informe.

Ciencia contra la violencia

La violencia contra las mujeres no es un problema social inevitable o intratable, sino el producto de factores sociales y ambientales complejos pero modificables. Se puede prevenir. La evidencia científica indica que violencia contra la mujer es un asunto estrechamente asociado a la desigualdad de género y los estereotipos sexuales. No se dispone de estudios actualizados y completos sobre la prevalencia de la violencia contra la mujer en España. La Fundación Matrix, Investigación y Desarrollo Sostenible, a través del Programa PROMUJER, contribuye al conocimiento de este reto de la sociedad española.

Las denuncias en España en el periodo 2007-2015 (ver mapa en el visor) expresan la variabilidad territorial y complejidad del problema. Destaca Madrid con alrededor de 182.000 denuncias. Todas las provincias del litoral mediterráneo y las islas registraron más de 20.000 denuncias, destacando Barcelona (alrededor de 115.000), Valencia (83.674), sumándose a este grupo geográfico de alto número de registros de violencia contra la mujer también Sevilla (61.006), Asturias y Pontevedra. En el otro extremo hay 11 provinciasdel interior,  con alrededor de 5.000 denuncias o menos, siendo el mínimo Soria, con 1.201.

El mapa del número total de víctimas mortales en este periodo 2003-2016, muestra que mientras prácticamente todo el interior de España peninsular muestra valores de menos de 15 víctimas mortales en el periodo (30 provincias), Barcelona y Madrid tienen 80 y 88, respectivamente. En orden descendente aparecen dos provincias de la costa mediterránea, Valencia y Alicante, con 51, y Tenerife y Baleares con 32-33, y cinco provincias del sur con valores entre 16 y 35.

El Programa PROMUJER realizará una evaluación estadística multivariante, geoespacial y una modelización rigurosa de la violencia contra la mujer y su mortalidad, considerando variables sociodemográficas y del hábitat, y usando, entre otras, herramientas de análisis espacial mediante Sistemas de Información Geográfica. También difundirá el conocimiento generado a los responsables de seguridad ciudadana y realizará experiencias para sensibilizar a la sociedad.

Sara Ortega, Coordinadora del Programa PROMUJER

Javier Montalvo, Director de la Fundación Matrix

Sin Comentarios

Publica un comentario